Home   >   Articulos   >   Cinco métricas clave para medir el éxito de un sitio web empresarial

Cinco métricas clave para medir el éxito de un sitio web empresarial

kölbi 1155 Dec 2, 2019

Compartir en

Tener un sitio web bien estructurado y efectivo es obligatorio para cualquier negocio. Consultá nuestros artículos anteriores sobre los beneficios de un sitio web empresarial y sobre los consejos para crear un sitio web efectivo. Sin embargo, una vez desarrollado el sitio web y que el mismo esté funcionando por completo, es necesario comprender cómo medir su rendimiento, así como lo que está y no está funcionando.

Al igual que con muchos aspectos del marketing digital, hay varios indicadores clave de rendimiento (KPI) que se pueden utilizar para medir el rendimiento de un sitio web. No obstante, cinco de ellos son fundamentales para comprender realmente lo bien (o no) que tu sitio web empresarial está funcionando.

1. Tráfico: Tal como lo sugiere el nombre, el tráfico principalmente indica cuántos visitantes ingresan al sitio web de tu empresa. Sin embargo, hay diferentes tipos de medición de tráfico, y todos ellos dan una idea más clara del rendimiento de un sitio web. Uno de ellos se refiere a los usuarios únicos versus los usuarios recurrentes; esto indica cuánto tráfico del sitio web proviene de personas que visitan la página por primera vez versus los visitantes recurrentes. Tanto los usuarios recurrentes como los usuarios únicos son importantes, pero los recurrentes son particularmente importantes, ya que esto sugiere que las personas visitaron tu sitio web, les gustó lo que vieron y decidieron regresar. Eso es una buena señal de la satisfacción y lealtad del cliente. Otra medición de tráfico muy importante es el origen de ese tráfico. En otras palabras, ¿cómo llegó a tu sitio web la mayoría de los visitantes? ¿Simplemente digitaron la dirección del sitio web (tráfico directo), se conectaron por medio de redes sociales (social) o desde algún otro sitio web (referencia) o tu sitio web se desplegó cerca de la parte superior de la página de resultados de un motor de búsqueda (orgánico)? Saber de dónde proviene la mayor parte de los visitantes de un sitio web ayuda a que las empresas identifiquen dónde se encuentra principalmente su público meta en línea, cuáles canales de tráfico son más efectivos y, por consiguiente, qué estrategias y campañas son más efectivas para que las personas visiten el sitio web.

2. Tasa de rebote: La tasa de rebote indica qué tan rápido los visitantes abandonan un sitio web. Obviamente, una tasa de rebote alta no es una buena señal, ya que sugiere que los visitantes no permanecen en dicho sitio web por mucho tiempo y, lo que es más importante, sugiere que podrían no estar interesados en lo que estás vendiendo. Dicho esto, hay una serie de razones comunes para una tasa de rebote alta incluyendo, entre otros, una velocidad lenta del sitio web, enlaces rotos, un diseño deficiente, etc. La clave para mejorar la tasa de rebote es identificar su causa, lo cual no es muy fácil, pero hay algunos trucos para hacerlo. Primero, tené una ventana emergente para retroalimentación de los visitantes, en donde se les pregunte sobre su experiencia, o identificá cuáles páginas obtienen la tasa de rebote más alta, lo cual puede indicar qué es lo que les hace perder el interés.

3. Tiempo promedio en la página: Sumado al punto anterior, otro indicador clave de qué tan bueno es el rendimiento de un sitio web es el tiempo promedio que se permanece en una página. Esta métrica puede indicar una serie de aspectos importantes; uno de ellos es cuáles páginas tienen el mejor rendimiento con base en el tiempo que las personas permanecen allí, el otro, el cual es particularmente importante, es en qué parte del embudo de ventas podría encontrarse la mayoría de visitantes de tu sitio web. Por ejemplo, tal vez te das cuenta de que la mayoría de visitantes de tu sitio web pasa un tiempo promedio alto en tu página de productos y servicios, pero el tiempo que pasan en la página de pago es muy bajo. Esto te indica que la mayoría de visitantes probablemente se encuentre en la etapa de interés del embudo, pero no están totalmente listos para comprar, y esto podría indicar que necesitás mejorar la página de productos y servicios y/o agregar una oferta atractiva para motivar a los usuarios a que compren.

4. Tasa de conversión: La tasa de conversión de un sitio web puede incluir uno o múltiples aspectos. Por ejemplo, podría incluir únicamente el monto total de ventas realizadas mediante el sitio web. Sin embargo, la mayoría de sitios web incluye varias ofertas para los usuarios más allá de solo cualquier producto o servicio que vendan (o, al menos, deberían). Por lo tanto, podrías tener múltiples tasas de conversión, desde cualquier cosa hasta cuántos usuarios se registraron para recibir tu boletín informativo gratuito o descargaron un libro electrónico gratis o podcast ofrecido. Obviamente, el objetivo es tener una tasa de conversión alta. Además, al igual que el tráfico, la conversión también se puede medir por el origen; por ejemplo: usuarios de tráfico directo, usuarios de tráfico social, etc. Esto también indicará cuál origen de tráfico está impulsando los mejores clientes potenciales hacia tu sitio web.

5. Posicionamiento en páginas de resultados de motores de búsqueda (SERP, por sus siglas en inglés): Aunque no es una métrica convencional como las demás, en cuanto a que no requiere ninguna fórmula de medición, el posicionamiento en motores de búsqueda de cualquier sitio web es, sin duda alguna, una de las mediciones más precisas para saber qué tan bien, o no, está funcionando, y el posicionamiento orgánico de un sitio web, como todos sabemos, se basa en qué tan buenos son tus esfuerzos de mejoramiento de motores de búsqueda (el uso adecuado de palabras clave, meta etiquetas, calidad del contenido, etc.) Si tu sitio web orgánicamente se despliega en la primera página de la página de resultados de un motor de búsqueda, lo estás haciendo muy bien. Si aparecés en el décimo puesto o más, hay mucho trabajo por hacer.