Home   >   Articulos   >   ¿Cómo trabajar desde la casa de manera eficaz?

¿Cómo trabajar desde la casa de manera eficaz?

kölbi 1155 Mar 20, 2020

Compartir en

Levantarse en la mañana y saber que no tendrás que batallar con el tránsito para ir a la oficina es un sentimiento muy agradable. Trabajar desde la casa puede ser genial, pero esto implica algunos retos.

Si sos nuevo en esto de trabajar desde la casa, te presentamos algunos consejos para orientarte y que logrés trabajar de manera eficaz y eficiente.

Creá un espacio de trabajo

En lugar de pasar todo el día sentado en el sillón con tu computadora, intentá crear un espacio destinado a trabajar. Contar con un área de trabajo, en vez de pasar el día en espacios que relacionás con relajación, te ayudará a mantenerte concentrado. Tal vez no tengás espacio para una oficina completa en casa, pero definitivamente podés encontrar una mesa para usarla como espacio de trabajo.

Que la gente sepa que de verdad estás trabajando

Las personas tienden a menospreciar el nivel de concentración que se necesita para trabajar desde casa. Es fácil que tu pareja, niños o compañero de cuarto adquiera el hábito de pedirte que hagás cosas en la casa; debés aclarar que estás trabajando y que no podés hacer los quehaceres en horas de trabajo. Podés colocar un horario cerca de tu espacio de trabajo como un recordatorio visual para que no te interrumpan mientras trabajás.

¡Quitate la piyama!

Por más tentador que sea pasar el día en piyama o con tu cómoda ropa de casa, al trabajar desde la casa debés levantarte y vestirte. El simple hecho de vestirte te recuerda a vos, y a quienes te rodean, que estás trabajando.

Apegate al horario normal

Levantate temprano, vestite, tomate el café o té y ponete a trabajar. Apegarte a la rutina normal programada te ayudará a mantenerte concentrado.

Aprovechá los periodos productivos

Nadie puede estar completamente concentrado durante todo un día de trabajo; todos experimentamos momentos en los que somos más productivos. Cuando estés trabajando desde la casa, es más importante que nunca aprovechar esos periodos productivos. ¿Rendís mejor temprano en la mañana o es después de almuerzo que te sentís más lleno de vida? Planificá tus tareas más importantes para los periodos en los que estás más concentrado.

Tené una estructura

Estructurá tu día de la manera en que lo harías en la oficina; hacé una lista de pendientes que muestren lo que necesitás lograr durante el día y cuándo. Sin algún tipo de estructura, es muy fácil desconcentrarse y terminar viendo TV mientras tus tareas se quedan incompletas.

Resistite al llamado de la cocina

No permitás sentirte tentado a ir frecuentemente a la cocina para picar; intentá, y mantené, la disciplina. Si lo necesitás, programá pequeños recesos para merendar durante el día y esforzate por cumplirlos.

Conversá virtualmente con tus compañeros de trabajo

Conversá regularmente con tus compañeros de trabajo y con tu supervisor mediante correo electrónico o con algún software de teletrabajo como Skype Business o Microsoft Teams. Mantenerte en contacto te ayudará a estar al día con respecto a todo lo que sucede y a que haya una mejor cooperación.

Levantate y movete

No te quedés pegado a tu espacio de trabajo; estar sentado por horas sin cesar es terrible para tu salud. Planificá recesos durante el día; incluso podés poner la alarma de tu teléfono o monitor de actividad para que te recuerde levantarte cada veinte minutos o, al menos, cada hora. Levantate, para que caminés, te estirés, hagás 10 minutos de yoga o algo más que te mantenga en movimiento y te ayude a refrescarte.

Intentá la técnica Pomodoro

Si tenés dificultades para concentrarte, intentá la técnica Pomodoro. Dividí tus tareas en bloques de trabajo intenso de 25 minutos, seguidos de recesos de cinco minutos.

Separá el trabajo del tiempo personal

¡Es fácil bajar el ritmo cuando se trabaja desde la casa, y también es muy fácil pasar demasiado tiempo trabajando! Establecé límites claros entre tu tiempo de trabajo y tu tiempo personal. Comprometete a desconectarte del trabajo a una hora específica y apegate a ese horario.

Fuentes: INC, Hubspot, Life Hack