Home   >   Articulos   >   Con estos ocho alimentos que refuerzan tu sistema inmunológico podés ayudar a tu cuerpo a pelear

Con estos ocho alimentos que refuerzan tu sistema inmunológico podés ayudar a tu cuerpo a pelear

kölbi 1155 Apr 6, 2020

Compartir en

Reforzar tu sistema inmunológico nunca ha sido tan crucial como hoy en día. 

Aunque constantemente sigás practicando una buena higiene personal, un combatiente importante del Covid-19 es asegurar que tenés una salud óptima. Prestarle atención a la habilidad de tu cuerpo para defenderse contra infecciones y enfermedades es de suma importancia.

Sin embargo, no es tan complicado como podrías pensar. Además de descansar bastante y hacer suficiente ejercicio, una manera sencilla es prestar atención a lo que comemos.

Estar conscientes de lo que consumimos es una manera de reforzar las defensas de nuestro cuerpo, y es fácil hacerlo. Todo lo que necesitamos hacer es reforzar los nutrientes que combaten enfermedades, tal como las vitaminas E y D.

Creamos una lista de alimentos que, tal vez no lo sepás, refuerzan el sistema inmunológico, y la mejor parte es que probablemente ya tenés algunos de ellos en casa.

A continuación, presentamos ocho alimentos que fortalecen el sistema inmunológico:

Chiles dulces rojos: ¿Sabías que estos chiles son altos en Vitamina C?  Estos chiles ofrecen el doble de vitamina que tu fruta cítrica preferida. Así que, no te alarmés si tu supermercado o abastecedor  ya no tiene naranjas o toronjas, pero fíjate si hay chiles dulces rojos y llevate algunos. Recordá dejar algunos para el siguiente comprador.

Consejo: los chiles dulces rojos también contienen betacaroteno, el cual ofrece beneficios para la salud de tus ojos y piel.

Ajo: Es uno de los alimentos preferidos de todos los tiempos y uno que probablemente ya tenés en casa. El ajo contiene alicina, la cual tiene propiedades antivirales y antibacterianas. La alicina, que es un fitoquímico, ayuda a que tu cuerpo evite infecciones y enfermedades. 

Consejo: consumir ajo también ayuda a bajar tu presión arterial.

Yogurt: Lo más probable es que ya tengás este producto en tu refrigeradora. Los cultivos vivos y activos del yogurt pueden estimular las defensas de tu cuerpo y ayudan a combatir enfermedades. Otro defensor principal que se encuentra en el yogurt es la vitamina D, la cual tiene un gran impacto contra las enfermedades.

Consejo: Comprá yogurt que indique claramente en el empaque que contiene ‘cultivos vivos y activos’, así como vitamina D.

Té verde: La epigalocatequina galata (EGCG) es un compuesto que se encuentra en el té verde y negro, sin embargo, el té verde es reconocido por tener niveles mayores. La EGCG es beneficiosa porque fortalece la habilidad del cuerpo para deshacerse de bacterias, virus y parásitos. Además, el té verde es una buena fuente del aminoácido L-teanina.  De acuerdo con Medical News Today, la     L-teanina puede ayudar a combatir resfríos comunes o la gripe.

Consejo: Aunque los tés negros contienen EGCG, su proceso de fermentación disminuye el componente vegetal, así que, es mejor utilizar tés verdes: ¡Recibirás más por tu dinero!

Papaya: Rara vez a la papaya se le asocia con la vitamina C, sin embargo, una sola fruta contiene de dos a tres veces más de la cantidad diaria recomendada. La papaya también contiene la enzima papaína. La papaína funciona para reducir la inflamación, mejorar la digestión y, lo más importante, es que se utiliza para tratar infecciones.

Consejo: Si no tenés acceso a la fruta real, los suplementos de papaína son una opción, pero primero consultá a tu médico. 

Semillas de girasol: Para algunos, a las semillas de girasol hay que tomarles el gusto y, con la situación de salud mundial actual, deberías tomárselo pronto ya que te ayudará a mantener una buena salud. El fósforo, magnesio, vitamina B-6 y la vitamina E son nutrientes que se les atribuyen a estas semillas.

Consejo: La vitamina E ayuda a regular las funciones de tu sistema inmunológico.

Brócoli: Es el super alimento de todos los vegetales verdes.  El brócoli es rico en nutrientes y contiene vitaminas A, C, E y K.  Además, es una excelente fuente de folato, así que el brócoli puede ser una fuente alternativa de vitamina C, en caso de que se te acaben los cítricos.

Consejo: Intentá cocinar el brócoli lo menos posible o no cocinarlo del todo, ya que es la mejor manera de asegurarte que obtenés todos sus nutrientes.

Es posible que ya tengás algunos, o todos, estos alimentos en casa, así que te motivamos a que los utilicés para reforzar tu sistema inmunológico. 

Ahora, si no los tenés, en lugar de hacer compras motivado por el pánico, comprá intencionalmente. Dejá que estos alimentos estén entre los que reabastecés cuando hacés tus compras.

Fuentes: MedicalNewsTodayScience Museum y Healthline