Home   >   Articulos   >   Descubriendo la verdad detrás de cinco mitos comunes sobre la publicidad impresa

Descubriendo la verdad detrás de cinco mitos comunes sobre la publicidad impresa

kölbi 1155 Sep 4, 2019

Compartir en

Debido a que el mundo sigue siendo consumido por el espacio digital, más y más empresas pequeñas y emergentes perciben la publicidad impresa prácticamente como algo obsoleto. Sin embargo, un breve estudio sobre el mundo de la publicidad impresa demostrará lo incorrecto de esta creencia.

En realidad, aún hay un mercado muy fuerte de publicidad impresa que, cuando se utiliza y realiza bien, puede beneficiar a las compañías de manera significativa. A continuación, se presentan cinco mitos comunes sobre la publicidad impresa y los cuales vamos a disipar hoy.

1. Lo impreso ya no sirve: Por supuesto esta es la justificación detrás de todas las percepciones negativas de la publicidad impresa. Eso quiere decir que ya nadie lee ni utiliza productos impresos y, por lo tanto, simplemente no hay ningún punto en utilizarlos como una herramienta de mercadeo. La noción de que lo impreso ya no sirve sencillamente no es cierta. De hecho, las investigaciones sugieren que el 91% de los adultos lee revistas, mientras que el 96% de esos lectores son adultos menores de 25 años.

2. Las campañas impresas son difíciles de monitorear: Otro mito común que desalienta a las empresas a utilizar publicidad impresa es la creencia de que es muy difícil de monitorear, en comparación con las campañas en línea. Sin embargo, el uso de códigos QR, los cuales se han implementado exitosamente en los anuncios impresos por años, hacen que sea muy fácil monitorear las ventas de los anuncios impresos.

3. O impreso o digital: Otro de los principales errores que cometen muchas empresas es creer que se debe elegir entre impreso y digital, como si ambos no pudieran coexistir. Sin embargo, la verdad es que las empresas tienen una mayor ventaja si combinan las estrategias impresas y digitales en su mezcla de mercadeo, en lugar de percibirlas como dos fuerzas opuestas. Tal como lo abarcamos en un artículo anterior, la mezcla de métodos tradicionales de mercadeo, como la impresión, con estrategias digitales ayuda a que las empresas logren un enfoque más holístico que genera mayor alcance y, en consecuencia, mayor notoriedad de la marca.

4. La publicidad impresa es costosa: Muchos creen que debido a los costos de publicación la publicidad impresa es más costosa que la publicidad en línea. En algunos aspectos esto es cierto, ya que la mayoría de la publicidad en línea ofrece la opción de costo por clic (CPC), es decir, pagar solo cuando una persona hace clic en su banner o en el anuncio de su motor de búsqueda. Sin embargo, todo es relativo; a menudo la publicidad impresa incluye un costo único para crear y publicar un anuncio y eso es todo. Sin embargo, a menudo la publicidad en línea incluye costos periódicos, principalmente porque se relaciona con ofertas a palabras clave. Además, muchas veces, con base en el seguimiento del desempeño de un anuncio, se cambiarán o agregarán varios elementos y estos pueden generar costos adicionales. Entonces, a fin de cuentas, ambos canales de mercadeo tienen sus ventajas y desventajas respecto al costo.

5. La publicidad impresa daña el ambiente: Con la creciente preocupación sobre el calentamiento global y sus efectos en el ambiente, en los últimos años se ha hecho mucho para que las empresas dejen atrás el papel. La tendencia creciente es que las personas opten por no recibir sus recibos por correo regular y, en cambio, los reciban por correo electrónico, así como tener la opción de pagar en línea. Debido a esto, otro factor disuasivo importante contra la publicidad impresa es que el uso continuo de papel va en detrimento del ambiente. Sin embargo, muchas empresas de la industria impresa están conscientes de la creciente preocupación por el ambiente y han tomado medidas para ser más ecológicos en sus prácticas comerciales. Esto incluye el uso de residuos reciclables en la producción de la mayoría de los materiales impresos.

¡Ahí lo tienen! Ya descubrimos la verdad detrás de cinco mitos comunes sobre la publicidad impresa.