Home   >   Articulos   >   Finanzas personales simplificadas: Presupuesto (Parte Uno)

Finanzas personales simplificadas: Presupuesto (Parte Uno)

kölbi 1155 Feb 3, 2020

Compartir en

Con frecuencia, la decisión de elaborar un presupuesto es un propósito de Año Nuevo de muchas personas y uno que se desecha muy pronto.  Te preguntarás ¿por qué?

Para algunas personas, las facturas, recibos y estados de cuenta bancarios pueden acelerar el ritmo cardiaco y generar sudoración (e incluso les hace sudar frío).

Cuando se piensa en presupuesto, vienen a la mente imágenes de desánimo, ya que la tendencia es pensar que se debe eliminar todo lo divertido, pero no tiene por qué ser así. Todo lo que se necesita es un plan y un poco de determinación. Este año, emocionate por mantener tu decisión de elaborar un presupuesto.

Primero, tené presente que la meta de crear un presupuesto es que podás manejar tus finanzas de manera adecuada. Sabemos que los ingresos personales variarán, al igual que tus planes presupuestarios. En esta publicación de Finanzas personales simplificadas, iniciamos con darte consejos útiles para crear un presupuesto. Aquí vamos:

Respirá profundo: Tratá de no abrumarte; enfocate en la meta: estabilidad financiera; dejá que esto te motive.

Reuní todas las facturas, recibos y estados de cuenta: Mantenelos organizados y a mano; esto te ayudará a identificar los gastos recurrentes.

Creá una lista de ‘necesidades y deseos’: Sé honesto al diferenciar con claridad tus necesidades de tus deseos. La meta es priorizar.

Conocé tus debilidades:  Hay decisiones y situaciones que han afectado tu presupuesto en el pasado; así que conocerlas te puede ayudar a combatir los impulsos, o proponer un plan viable.

Tratá los ahorros como un gasto: Establecé el porcentaje que te gustaría ahorrar y anotalo en tu presupuesto como un gasto.

Sé realista: Todos conocemos la importancia de ahorrar. Sin embargo, establecer metas de ahorro poco factibles puede hacer que tu presupuesto fracase y, por consiguiente, te desanimés.

Perseverá:  Sin duda alguna, habrá momentos en los que te sintás desanimado, principalmente si tus gastos parecen sobrepasar tus ingresos; pero no te des por vencido.

Ciertamente, mantener un presupuesto no es tarea fácil, pero se puede realizar. Sin duda, alcanzar la libertad o estabilidad financiera es un reto que vale la pena.

Para obtener más información, no dudés en contactar a tu entidad finaciera.

Mantenete atento a nuestra siguiente publicación de Finanzas personales simplificadas cuando comentemos diferentes tipos de presupuestos, ya que alguno se adaptará a tus metas financieras personales.

Fuentes: Forbes Magazine y Lifehaker.