Home   >   Articulos   >   Fundamentos de belleza sin crueldad

Fundamentos de belleza sin crueldad

kölbi 1155 Jul 1, 2019

Compartir en

Hace unos años era prácticamente imposible encontrar maquillaje o productos de belleza que no se hubieran probado en animales, pero conforme las personas conocen más sobre los procesos de fabricación, la industria de belleza libre de crueldad va creciendo.

La belleza sin crueldad se refiere a los productos cosméticos producidos sin haber sido probados en animales durante ninguna etapa de su creación, antes o después de comenzar a comercializarse.

Y aunque conseguirlos es cada vez más fácil, sigue siendo complicado saber qué buscar.

Por eso, te damos algunos consejos si querés hacer una rutina una poco más amigable.


Investigá
Aunque se dice que la ignorancia es felicidad, si te interesa comprar productos fabricados éticamente, la ignorancia no es tu amiga. Muchas marcas usan frases vagas sobre las pruebas que realizan, así que vale la pena investigar en sitios web dedicados a descubrir qué productos fueron o no fueron probados en animales. Recomendamos Cruelty Free Kitty, Cruelty Free International y Logical Harmony.

Conocé las etiquetas
Los empaques de los productos suelen traer información útil para quienes buscan consumir productos hechos éticamente. Revisá las etiquetas y buscá símbolos como un conejito saltando (Leaping Bunny Certified), el texto “Fair Trade”, etcétera.

Buscá nuevas opciones
Cada vez hay más marcas que no prueban en animales, que buscan productos de comercio justo y producidos de forma sustentable, y usan materiales reciclados o energías renovables para fabricar. Y, por suerte, no todas ellas son caras. Algunas de las más accesibles y libres de crueldad son ELF y Milani.

Aplicá la prueba de China
Una forma sencilla de saber si una marca prueba en animales es comprobar si vende sus productos en China, porque este país tiene leyes estrictas que obligan a las marcas extranjeras a probar en animales antes de poder vender. Si una marca quiere vender en China, está obligada a probar en animales.

Fuente:
Humane Society International