Home   >   Articulos   >   Guía básica sobre psoriasis

Guía básica sobre psoriasis

kölbi 1155 Sep 23, 2019

Compartir en

por Karen Rollins


La psoriasis es una afección crónica y común de la piel que acelera el ciclo de vida de las células cutáneas y hace que se acumulen rápidamente en la superficie de la piel. Estas células extra generan áreas de piel enrojecidas, escamosas y costrosas cubiertas de escamas plateadas.

Por lo general, las células cutáneas se generan y reemplazan cada tres o cuatro semanas, pero en las personas que padecen psoriasis este proceso solo tarda de tres a siete días.

La psoriasis afecta a hombres y mujeres por igual y la gravedad de la condición varía significativamente de una persona a otra.

¿Qué causa la psoriasis?
La causa exacta no está del todo clara, pero los doctores creen que está relacionada con un problema del sistema inmunológico con las células T del cuerpo y otros glóbulos blancos llamados neutrófilos.

Según la Clínica Mayo (Mayo Clinic): “Normalmente las células T se desplazan por el cuerpo para defenderlo de sustancias extrañas, tales como virus o bacterias; pero si usted padece psoriasis, las células T atacan las células cutáneas saludables por error, como si fueran a sanar una herida o combatir una infección”.

Cualquier persona puede desarrollar psoriasis, pero hay más riesgo si tiene un historial familiar de la enfermedad, si tiene altos niveles de estrés, fuma o si es obeso. La mayoría de los afectados son menores de 35 años.

La psoriasis no es contagiosa, así que no se puede transmitir de una persona a otra.

¿Cuáles son los síntomas?
Las áreas con psoriasis o parches, van desde algunos puntos de descamación parecidos a caspa hasta erupciones considerables que abarcan grandes áreas de la piel. La mayoría de las áreas se presentan en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo y en la espalda baja.

Los brotes de psoriasis pueden mantenerse por algunas semanas o meses antes de desaparecer por un tiempo o incluso desaparecer por completo.

Los síntomas incluyen:
• Manchas rojas de piel cubiertas de escamas gruesas y plateadas
• Piel seca y agrietada que podría presentar sangrados
• Comezón, ardor o dolor
• Uñas engrosadas, piqueteadas o estriadas
• Articulaciones inflamadas o rígidas

¿Qué desencadena un ataque de psoriasis?
Por lo general las personas que padecen psoriasis pueden identificar un detonante que activa la condición o la empeora.

Algunos de los factores que podrían desencadenar la psoriasis son los siguientes:
• Estrés
• Fumado
• Consumo excesivo de alcohol
• Deficiencia de vitamina D
• Una infección cutánea o de garganta
• Una cortadura o raspón, picadura de insecto o una fuerte quemadura solar
• Algunos medicamentos, tales como litio, betabloqueantes y medicamentos antipalúdicos

¿Cuál es el tratamiento para la psoriasis?
Los tratamientos para la psoriasis disminuyen el enrojecimiento y el dolor y ayudan a mantener la piel limpia. Los tratamientos se pueden dividir en tres tipos principales: tratamientos tópicos, terapia con luz y medicamentos sistémicos.

Los tratamientos tópicos incluyen cremas y ungüentos que se aplican directamente en la piel para tratar la psoriasis de leve a moderada.

La terapia con luz o fototerapia incluye la exposición de la piel a cantidades controladas de luz natural o luz ultravioleta artificial.

Los medicamentos orales o inyectados, conocidos como medicamentos sistémicos, se utilizan para psoriasis severa, pero debido a los efectos secundarios adversos, algunos de esos medicamentos sólo se pueden utilizar por periodos cortos de tiempo.

Tratamientos alternativos
Para ayudar a aliviar la psoriasis se han utilizado diversos remedios naturales, tales como dietas restrictivas, cremas, suplementos dietéticos y hierbas; aunque ninguno ha demostrado ser efectivo de manera definitiva.

Los tratamientos alternativos incluyen crema de aloe vera, la cual se puede aplicar en las partes afectadas de la piel, así como suplementos de aceite de pescado.

Si padecés de psoriasis, debés consultar a tu médico para iniciar un plan de tratamiento adecuado para vos.

Fuentes: Mayo Clinic / WebMD/ NHS UK