Home   >   Articulos   >   Recuperar el rumbo cuando se descarrila el vagón de la dieta

Recuperar el rumbo cuando se descarrila el vagón de la dieta

FindYello Jan 15, 2020

Compartir en

Has estado cuidando tus calorías y apegándote a tu plan de alimentación saludable; todo estaba yendo bien hasta que saliste a vacaciones, hubo un feriado o simplemente, te descarrilaste durante el fin de semana. Tal vez sentís que anulaste todo el trabajo duro que has hecho, pero no te preocupés, podés recuperar el rumbo sin importar qué tanto te hayás descarrilado.


Olvidate de la culpa


Autocastigarte por haberte excedido con el queque o con las copas de vino no ayuda en nada. La vida ofrece muchos placeres y la comida deliciosa es uno de ellos; fuiste, probaste, disfrutaste; ya pasó y ya está hecho, así que olvidate de la culpa.


Volvé a la normalidad


Si sentís que has fallado y tus esfuerzos por perder peso están perdidos, es fácil mantener los malos hábitos alimenticios. En lugar de eso, iniciá de nuevo; retomá de inmediato a tu rutina alimenticia saludable. No has fallado, pero lo harás si te rendís.


Empezá por beber agua


Todos sabemos lo importante que es el agua para mantener funcionando nuestro cuerpo. Beber más agua también te puede ayudar a sentirte mejor después de un atracón, ya que eliminará el exceso de sodio, y esto reduce la distensión abdominal. El agua también ayuda a frenar tu apetito, a acelerar tu metabolismo y a hacer que tu sistema se mueva de nuevo.


Magro y complejo


Después de cometer excesos, podrías experimentar antojos por algo dulce y por otros alimentos no saludables más de lo usual. Tratá de asegurar que tus comidas están llenas de vegetales, proteína magra y carbohidratos complejos. Este tipo de alimentos te mantendrán satisfecho y saciado, lo cual disminuye la probabilidad de que cedás a los antojos.


No te castigués


En caso de haber perdido la dieta, tratá de no reaccionar con una reducción excesiva de calorías o con un exceso de ejercicio; inicialmente esto te podría ayudar a deshacerte de algunas libras, pero posiblemente las recuperés. Una reacción como esta también genera un patrón negativo de aumento y pérdida de peso y puede conducir a ansiedad y a una mala relación con los alimentos.

Fuentes: WebMD, Men’s Journal, Eat this