Home   >   Articulos   >   Tres aceites esenciales para eliminar plagas e insectos

Tres aceites esenciales para eliminar plagas e insectos

kölbi 1155 Dec 3, 2019

Compartir en

Los insectos pueden ser una incomodidad; ya sean cucarachas, arañas, mosquitos, moscas, cochinillas o ciempiés, parece que siempre algún tipo de criatura pequeña se las ingenia para entrar a nuestros hogares.


Si te desagradan los insectos, pero no te gusta usar químicos dañinos, entonces te tranquilizará saber que existen muchas soluciones naturales que podés utilizar.


Analizamos tres de las esencias naturales más probadas que con suerte podrán mantener tu hogar libre de plagas y te asegurarán que sea posible eliminar el insecticida.


Aceite de menta
Se dice que el aceite de menta repele ciempiés, hormigas, arañas, mosquitos, moscas e incluso ratones. Esto se debe a que a muchos insectos y ratones les desagrada el olor y a algunos de ellos, incluyendo los ciempiés, la menta les quema la piel.


Podés preparar un rociador de menta al poner al menos 20 gotas de aceite esencial en una botella junto con seis onzas de agua aproximadamente. Luego rociálo en grietas y ranuras y en cualquier otro lugar en donde creás que pueden ingresar los insectos.


Aceite de árbol de té
Los beneficios antibacteriales del aceite de árbol de té son bastante conocidos, pero se habla poco de su capacidad para alejar a algunos insectos.


Parecido al aceite de menta, el olor del árbol de té es poco atractivo para muchos insectos y eso lo convierte en un repelente de insectos ideal. Se dice que funciona con mosquitos, hormigas, arañas y moscas.


Humedecé un algodón con el aceite y colocálo en áreas clave de toda tu casa; por ejemplo, cerca de las puertas de entrada.


Lavanda
La lavanda no solo es excelente para relajarte y ayudarte a dormir, sino que también se puede utilizar como repelente contra insectos.


Aunque a la mayoría de los humanos les encanta el olor de la lavanda, muchos insectos, incluyendo moscas y mosquitos, no lo soportan y se mantendrán lo más alejados posible.


Colgá ramos en las puertas para alejar a esos huéspedes no deseados y colocá bolsitas en las gavetas y closets para que las polillas no se coman tu ropa. Incluso podés colocarte aceite de lavanda en la piel para que actúe como repelente natural contra mosquitos.


Fuentes: Curejoy / Natural Living / Healthline